Páginas

viernes, 7 de mayo de 2010

El afilador de recuerdos

A horas tempranas de la mañana, recostada en la cama, despeinada y con los ojos a medio abrir, puedo escuchar una musiquita encantadora de melodía contagiosa. Proviene de la calle, alguien la hace sonar una y otra vez. A medida que pasan los segundos parece acercarse más y más. Es el joven afilador de cuchillos, empujando su vieja bicicleta y haciendo sonar su flauta de pan. Hacía mucho tiempo que no la escuchaba, y no lo puedo evitar, que esa melodía siempre me evoca a años atrás, cuando vivía en otro lugar y cada mañana me asomaba a verle tocar.

3 comentarios:

Té la mà Maria - Reus dijo...

dono una volta pel teu blog
salutacions des de Reus

RICARDO MIÑANA dijo...

Recuerdo alguna vez haber oido
la flauta del afilador, precisamente cuando vivia en mi pueblo, con tu post volvi a recordar aquellos dias.
un placer leerte.
feliz semana.

Pere Blanco Sànchez dijo...

eii!! com va tot. ja veig que a tope escrivint eh!

1 peto carmen!

pere